jueves, 19 de abril de 2012

¿Cuando una organización es saludable?


Mucho se habla de los ambientes de trabajo saludables y de las organizaciones que logran crear climas en donde sea posible que los empleados logren una realización personal en consonancia con los objetivos de la empresa.

Pero, ¿qué es realmente una organización saludable y cuales son las características que debe tener para considerarse como tal?

Está totalmente comprobado que las mejoras en cuanto a las relaciones interpersonales entre los miembros de una organización, los estilos de liderazgo y el diseño ergonómico de la empresa influyen notablemente en el clima laboral que se genera y en el producto final que se genera.

Las organizaciones saludables son aquellas que cuidan a sus recursos humanos y que potencian a los empleados engagement, es decir, aquellos empleados altamente motivados que buscan alcanzar objetivos personales y autorealizarse y que por eso se esfuerzan más en cumplir con las metas de la empresa. La empresa saludable incentiva la superación personal, el aprendizaje continuo, la capacitación y la motivación.

Entre algunas características que se observan en las organizaciones saludables podemos mencionar: horarios flexibles, autonomía, buena comunicación entre jefes, supervisores y empleados, visibilidad de la participación de los empleados en el producto o servicio final de la empresa, variedad de tareas, programas de incentivos, estimulación de la creatividad, buen diseño de puestos, diseño de carrera, programas de prevención de accidentes laborales, reuniones frecuentes de equipo, liderazgo participativo.

Entonces, empresa saludable es aquella que cuida la salud de sus empleados, valorándolos y fomentando su crecimiento. La organización entiende que los recursos humanos son su capital principal y por eso los cuida.

Desde la psicología laboral, una de las metas que se busca al ingresar a una organización es justamente transformarla en un ambiente saludable, entendiendo que este paso es decisivo para prevenir la violencia laboral y enfermedades emocionales provocadas por climas de trabajo hostiles.

Claro que una organización saludable no surge espontáneamente, el proceso requiere de planificación y esfuerzos y de la ayuda de un grupo profesional que ayude a la empresa a plantear objetivos saludables.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada