jueves, 9 de septiembre de 2010

Conocer nuestro perfil conductual puede ayudarnos para mejorar la búsqueda laboral

La búsqueda laboral puede suele ser un proceso prolongado y difícil si no se lo planifica correctamente. Para conseguir un empleo es necesario fijarse objetivos y elaborar un plan de búsqueda. Es necesario que este proceso no sea improvisado para no perder oportunidades a la hora de presentarnos a una entrevista de selección.

El primer paso es confeccionar un buen currículum y en este punto el consejo principal es no tener un currículum genérico aplicable a todas las búsquedas, sino orientarlo a cada pedido en particular, de esta manera podremos destacar fehacientemente las capacidades y experiencias que están relacionadas con el puesto laboral. El segundo consejo es no mentir en los datos, ya que a durante el proceso de selección podrá quedar a la vista el engaño y perderemos oportunidades.

El momento de las entrevistas laborales es uno de los puntos clave de la selección de personal, allí tendremos la oportunidad de quedar preseleccionados o de quedar afuera del puesto. Por eso, debemos prepararnos para la entrevista y sobre todo no contradecirnos con datos que incluimos en el currículum. La mayoría de las grandes empresas disponen de selectores de personal que nos tomarán una batería de test psicológicos para conocer nuestro perfil laboral y compararlo con el que la empresa busca. Con estos instrumentos, no sólo se conoce la personalidad del aspirante al puesto sino que también es posible saber si la persona incurre en contradicciones o miente en lo que dice, por eso el consejo de ser sinceros debe mantenerse durante todo el proceso de selección.

Otro consejo consiste en saber de antemano cual es nuestro perfil conductual para poder destacar nuestras aptitudes y habilidades a la hora de enfrentar la entrevista laboral. Una forma de obtener nuestro perfil de personalidad aplicado al trabajo es tomando vía Internet la Prueba Psicológica PDA. De esta manera obtendremos un mapa de nuestros puntos fuertes y débiles y de nuestra modalidad laboral. Conocer estos datos de manera objetiva nos ayuda mucho a planificar la búsqueda laboral y sobre todo, nos permite sentirnos seguros para luchar por conseguir el puesto, pero fundamentalmente nos ayuda a prepararnos para la entrevista y destacar nuestras habilidades.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada